Terminamos con la historia.

De lo relatado en la entrega anterior, se soslayaron los viajes de los peregrinos a La Meca y el Camino a Santiago de Compostela y las cruzadas. Alguien, con pleno derecho, podría consultar sobre el de Cristóbal Colón, del que no hay duda que fue un gran viaje, y se señalan haber vivido muchas de las experiencias de los actuales turistas. Claro que sí, y todavía más novedosas. ¿Qué turista descubre hoy una nueva geografía desconocida con sus gentes y culturas para conocimiento del mundo? También conocieron muchas regiones y paisajes diferentes los europeos camino a Jerusalén como cruzados a igual que los peregrinos a Santiago, lo mismo que árabes y todo musulmán a La Meca, pero no eran turistas.

Hoy hay turismo de fondo religioso, pero se visitan los lugares perfectamente organizados, en paquetes determinados en venta como producto turístico alternando con sitios atractivos urbanos o naturales. Aquellos peregrinos viajaban con una fe ciega, no llevaban más que lo puesto y algo de alimentos perecederos complementado con el aporte de los pobladores y conventos en el camino o conseguidos por medio de pecados. Los cruzados iban en son de guerra con la única diferencia de los peregrinos, que llevaban rústicas armas. En ambos casos, principalmente del segundo, no hay estadísticas de los que no volvieron jamás. Sin embargo, algunos líderes fueron santificados y otros descubrieron rutas comerciales y contactos El de viaje de Colón y sus oficiales tenía ese objetivo, el de la tripulación, salir de los calabozos.

Para que no queden dudas de lo lejano de la idea de turismo de aquellos viajes, cabe recordar que recién será a mediados del siglo XIX fue cuando el fenómeno comienza hacerse realidad.. La idea de viajes temporarios y breves para conocer otros lugares, comenzando por los del mismo país, se produjo en Inglaterra por una iniciativa de un predicador bautista. Fue Thomas Cook, que organizó paseos en trenes para sus fieles como distracción a la adición del alcohol. Dada la aceptación y éxito de estos viajes, pronto se expandieron con toda clase de pasajeros y lugares guiados por el pastor que instaló una agencia. En pocos años organizó un viaje a París con motivo de una exposición internacional. Luego aparecerán las guías de turismo y con el correr del tiempo más y más pasajeros que ya serán turistas. Estos ampliarán las expectativas de conocimientos de paisajes a los aspectos culturales, siendo quizás el primero la gastronomía. Aún en un mismo país con la misma cultura, siempre hay diferencias regionales para conocer.

¿Porque turistas? Porque viajan por placer, descanso y aprovechamiento del tiempo libre, más elegante que ocio. El último término ha tomado un matiz peyorativo en oposición al trabajo. Pero esta natural actividad del hombre, incluye el necesario descanso, que no es un tiempo ocioso, salvo para algún esclavista. Por otra parte, el ocio tiene en su origen elitismo y gloria. Sí, el de los griegos, aquellos que no trabajaban, lo utilizaron para la observación del universo y la naturaleza con la que elaboraron las bases de la metodología de investigación de las ciencias. Otros, meditaban indagando el razonamiento. Filosofía.

Pero tiempo libre, sea o no un eufemismo por ocio, con relación a la idea de este término, se presenta como una paradoja, porque hoy es totalmente aprovechado. Porque el tiempo libre, lo es de las actividades habituales. Durante su goce se descansa, se lee, se practican deportes, brinda oportunidades de mayor intimidad familiar, reunión con amigos, desarrolla otras actividades llamadas hobbies y periódicamente se transforma en turista. Palabra esta de origen latino, tornare, dar vueltas (Principio del turismo es volver) la difunde el francés tour, la adopta el inglés y luego con turism, touring y touris, turista.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) considera al turismo, en sentido amplio, como “las actividades que realizan las personas durante sus viajes y estancias en lugares distintos al de su entorno habitual, por un período de tiempo consecutivo inferior a un año, con fines de ocio, por negocios y otros motivos no relacionados con el ejercicio de una actividad remunerada en el lugar visitado”. El concepto es muy amplio, reivindica el término ocio e incluye el motivo negocios. Quizá en su amplitud se encuentre cierta contrariedad entre negocio y actividad no remunerada. Si bien remuneración se identifica con salario, que es lo habitual, todos aquellos que manejan negocios a todo nivel, también se lo asignan y queda incluido en todo negocio que traten fuera de su sede comercial. Claro que también se puede aprovechar para conocer las bellezas del lugar.

Terminamos con el breve bosquejo histórico que nos ha llevado más palabras de las pensadas, pero necesarias para mejor claridad de los conceptos. Desde ahora en adelante, viajemos. Los viajes turíticos tienen diferenes encantos. Entre ellos el de ser inolvidables. Pero el mayor, será el de la intensidad con que lo difrutamos. Pero como el turismo es cosa de humanos, suele suceder que, quizás con cierto ego, se necesite hacérselo saber a un alter. Será narrado con algo de exageración, con el insidioso encanto de esperar que nos envidien. Claro que aveces, la supuesta víctima de la perfidia, el mudo oyente, rompe el silencio, exlamando que ya conoce el lugar. Y más aún, se lamenta que el relator no haya dispuesto de más días para conocer otros atractivos cercanos que él conoció en mayor tiempo de estadía. Pero también los viajes tambien tienen el verdadero encanto de transformar a los turistas en docentes. Esto sucede a menudo, cuando se trasmite con alegría lo conocido y disfrutado, aconsejando la visita y dando instrucciones para evitar los errores cometidos

Si hablamos de encantos de los viajes no podemos soslayar, el de las ganas de volver. Por lo menos de recordarlo. He aquí una buena oportunidad para revivir aquellos gratos momentos. También para demostrar la capacidad narrativa o intentarla. Es una buena manera de utilizar esos momentos de ocio que puede surgir después de un repaso de una serie fotográfica.
Pero turismo no todo es “él” viaje. Hay muchos temas para tratar, desde los medios de transporte, pasando por la hoteleria, gatronomía, lugares de ciudades no muy conocidos, guías, excursiones o circuitos para optar, características de ellos para la decisión cuando todo, y sucede comúnmente, no se puede. Espero tu blog. Ernestico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: